Fotos de Demi Moore - Desnuda su Vida


Una estrella, siempre



Demi MooreAunque pareciera que fue ayer que Demi Moore ganaba por película nada más y nada menos que la suma de diez millones de dólares, encabezando incluso el ránking de las actrices mejores pagas de Hollywood, en realidad, ya pasaron unos veinte años de aquel momento y si bien por supuesto cada participación o presencia de la Moore en una cinta o en un evento, sigue costando sus buenos ceros, la vida de la ex de Bruce Willis hoy parece pasar más por otros lados que por lo estrictamente profesional. El cuidado de sus hijas, la extrema atención que le consume su muy joven novio, el actor Ashton Kutcher y su vinculación con el movimiento de la cábala al que llegó gracias a los consejos de su buena amiga Madonna, son algunas de las razones que podemos esgrimir para justificar su alejamiento de la gran candelera.

Y porque no también, si me pongo un poco maldita, los sucesivos fiascos comerciales que resultaron algunos trabajos en los cuales se embarcó luego del clímax de su fama, entre ellos La Letra Escarlata, Corrupción a un jurado, Striptease y La Teniente O’Neil.

Pero, nobleza obliga reconocer que aún con los sinsabores que cualquier carrera tiene, en la de Demi, sin dudas, fueron más los aciertos y los buenos momentos, que los bajones, de los cuales incluso pudo sobreponerse con la mejor decisión, refugiándose en la familia y en los seres queridos.

Si bien debo confesar que la Moore no engrosa la lista de mis actrices favoritas, sino más bien debo admitir que siempre me resultó bastante indiferente, resulta imposible no reconocerle una increíble versatilidad y ángel a la hora de la interpretación, porque ese es sin dudas para mí su principal mérito, haberle escapado siempre al encasillamiento y así pasar de interpretar a una ingenua y devota esposa que luchaba incansablemente por lograr que su marido descanse en paz en Ghost (1990), a otra esposa que sucumbía ante los encantos físicos y monetarios de un magnate en La Propuesta Indecente (1993) y tan solo un año más tarde, sorprender a todos poniéndose en la piel de la malísima Meredith Johnson en Acoso (1994) que atormentaba a su empleado (Michael Douglas) porque no había querido “sentarse” en las rodillas de la jefa.

Y si tuviese que mencionar una virtud de la Moore, ya saliendo de lo estrictamente profesional, esa es la fortaleza, porque a pesar de haber nacido en el seno de una familia absolutamente disfuncional y haber caído en las garras del alcohol y las drogas, Demi, optó por la vida y la verdad que no se equivocó para nada…la devolución fue con creces a favor.


Mejores fotos de Demi Moore

(clic en la foto para ampliar)


Autor: Florencia