Película Cielo (Heaven on Earth)


La cara más dura de un matrimonio arreglado

Aunque para quienes hemos crecido en el occidente durante las últimas décadas del siglo pasado los casamientos arreglados además de una extrañeza resultan ser una locura en la cual difícilmente podamos caer, vale destacar, que por otro lado, en muchos lugares del mundo, especialmente en el oriente, la mencionada práctica es sumamente habitual, y claro, para nada extraña.

Y justamente sobre lo peligroso que puede ser someter a una persona a casarse con otra a la cual siquiera conoce es que nos propone reflexionar la cinta canadiense Cielo, dirigida por la cineasta india Deepa Mehta (Fuego y Agua), quien justamente domina bastante bien los pormenores que sufren algunos de sus compatriotas, aunque se encuentra afincada en el Canadá desde hace años.

La acción de Cielo gira en torno de Chand, una joven india que se traslada al Canadá para casarse con otro joven, Rocky, a quien no conoce, pero de quien su familia ha logrado obtener muy buenas referencias y por tanto, o por tan poco mejor podríamos decir, deciden enviar a la joven Chand a otra cultura, que además de un buen candidato le ofrece mejores oportunidades laborales y de vida.

Pero, lamentablemente, ni una cosa ni la otra terminan sucediendo porque no solamente Chand sentirá la discriminación en carne propia sino que además será duramente maltratada tanto por su prometido como por su familia “Ideal”. La única que le brinda un trato humano y justo a Chand será Rosa, una mujer jamaiquina con la que comparte trabajo y que le promete a través de un hechizo que su esposo finalmente caerá rendido a sus pies…

Ni el planteo de la historia ni las consecuencias obvias del mismo resultan ser originales, es decir, a esta altura del partido sabemos perfectamente los sinsabores que una situación de este tipo puede plantear, sin embargo, la justeza del relato acompañado por las muy buenas performances de los actores convierten en anecdótica esa falta de originalidad que se le puede achacar en cara a la historia y resulta interesante.





Galerias Imperdibles

Autor: Florencia