Película Diarios de la Calle


Porque los secundarios no son todos como los de High School Musical

Aunque su nombre suena bastante parecido al de High School Musical, en High School Wilson, las cosas no son ni por asomo semejantes a las de la escuela de Albuquerque a la que asistían entre otros Gabriela, Troy y Sharpey. En la primera, la música tan naive como sus intérpretes, algunos problemas del corazón y algunas rivalidades femeninas son las cuestiones más descarnadas que podríamos mencionar pasaron allí, en cambio, en High School Wilson, donde se desarrolla la acción de la cinta Diarios de la Calle, la delincuencia, el racismo, la discriminación y la violencia son la realidad constante de este secundario que entre sus alumnos, mayormente, contiene a adolescentes pertenecientes a los más diversos orígenes étnicos: asiáticos, latinos, afroamericanos, entre otros.

En tanto, allí, para cambiar la realidad de estos jóvenes, para lograr que el mundo los mire distinto y no como criminales, e incluso para que ellos mismos no se vean de esa manera, llegará la joven profesora Erin Gruwell, a quien por cierto al comienzo no le será para nada fácil el debut en un contexto tan adverso como el mencionado.

diarios-de-la-calle2

Porque estos jóvenes a quienes Erin les tendrá que enseñar algo más que la lección del día, viven al día, ya que no saben si llegarán al mañana y se encuentran absolutamente descreídos del sistema educativo que los acoge.

Pero cuando un tiroteo generado por circunstancias raciales toque muy de cerca a los alumnos de Erin, ésta aprovechará esta situación límite para acercarse a sus alumnos de la manera que ellos esperaban y cómo nadie lo había hecho hasta el momento…les acercará libros, música e información de otras comunidades rechazadas y que han sufrido también en carne propia la intolerancia del resto y los impulsará para que cada uno escriba un libro con sus experiencias y pensamientos, en tanto, cuando llegue el momento de compartirlo, hasta los más diferentes, se darán cuenta que comparten más cosas de las que los separa.

Dirigida por Richard LaGravenese y estelarizada casi excluyentemente por Hilary Swank, quien salvando las distancias de género primero, nos recuerda bastante al papel que interpretó Robin Williams en La Sociedad de los Poetas Muertos, Diarios de la calle, nos presenta una aguda radiografía sobre la realidad que viven muchos adolescentes que pertenecen a las minorías de este mundo.





Galerias Imperdibles

Autor: Florencia